lunes, enero 08, 2007

IAN ABERCROMBIE: “Es una gozada trabajar con Spielberg y Almodóvar es uno de los primeros de mi lista”

En España pocos conocerán el nombre de Ian Abercrombie. Pero su biografía y sus palabras revelan que es un tipo realmente interesante. Ha trabajado durante medio siglo en el mundo del espectáculo. Ha viajado por muchísimos países. Ha dado vida a más de 200 personajes en la pequeña pantalla y ha tenido pequeños papeles en películas mundialmente famosas. Seguro que más de un lector le reconoce en las fotografías si le digo que ha trabajado en series como Seinfeld o en películas como El mundo perdido: Jurassic Park 2 (de Steven Spielberg), El jovencito Frankenstein (de Mel Brooks) o El ejército de las tinieblas (de Sam Raimi). “Como actor me gusta cualquier tipo de trabajo, pero en mi corazón me siento más a gusto en el teatro. Ahí es donde conectas con tus compañeros en el trabajo y donde se puede sentir más realizado un actor”, confiesa.
- ¿Con qué intérprete o director te gustaría trabajar en el futuro?
- Mi gran sueño era trabajar con Fellini. Desafortunadamente murió, aunque pude conocerle en una ocasión en Roma. Con Spielberg, en cualquier ocasión. Scorsese también está en mi lista. Por supuesto, Almodóvar está a la cabeza. Le conocí el pasado año con Penélope Cruz y charlamos un rato. Antes de que me haga demasiado mayor, me gustaría trabajar con Jeanne Moreau.
- Puede que el título más conocido de tu filmografía sea El mundo perdido: Jurassic Park 2. ¿Cómo es trabajar con Steven Spielberg?
- Es una absoluta gozada. Todo en sus películas está diseñado y planeado de forma previa y parece sencillo. Tiene un control absoluto y sin esfuerzo en su trabajo de dirección. Durante un descanso de El mundo perdido, estaba haciendo unos ejercicios de estiramiento y me comentó que parecía un personaje de Fellini y empezamos a hablar de nuestro héroe. Fueron quince minutos memorables.
- En teatro has trabajado con actores importantes, como Anthony Hopkins u Olivia de Havilland. ¿Echas de menos aquellos tiempos, los años que pasaste viajando y representando obras importantes?
- Echo de menos aquellos días de camaradería con Jason Robards, Anne Baxter, Dorothy Maguire, Charlton Heston y, por supuesto, Tony Hopkins, que es un amigo con el que además he trabajado. Algunos de estos tipos han ganado premios de la Academia. Me siento muy afortunado de haber trabajado con muchos actores en el teatro.Ian Abercrombie se siente “orgulloso” de ser un actor secundario, y lo está porque siempre ha respetado a este colectivo. “Cuando era un niño, creciendo en Inglaterra, iba bastante al cine. Siempre recuerdo fijarme en los actores secundarios. Me parecían mucho más interesantes que las estrellas. Cada estudio tenía una lista de actores secundarios bajo contrato, así que cuando ibas a ver una película de la MGM, de Warner Bros., etc., esperabas ver a tus favoritos. Creo que el público no sólo respeta al actor secundario, sino que le adora, porque puede hacer saltar una chispa en la pantalla que a veces no pueden producir las estrellas”, recuerda. Hoy en día cree que los niños lo tienen muy complicado para crecer dentro del mundo del espectáculo porque “muchos quieren ser estrellas antes que buenos actores”. Ian Abercrombie es, además, muy crítico con los reality shows, “que hacen auténticas celebridades de personas que no son nadie”, aunque todavía confía en que “las audiencias sigan queriendo ver una buena historia con actores”.
Uno de sus últimos papeles es todo un símbolo para los aficionados al mundo del cómic. En la serie Birds of prey da vida a Alfred, el mayordomo de Batman, en un futuro en el que el superhéroe más conocido de Gotham City ha dejado su ciudad en manos de tres mujeres que luchan contra el crimen: Barbara Gordon, antes Batgirl (Dinah Meyer, conocida por Starships troopers o Dragonheart), la Cazadora (Ashley Scott, que tuvo un brevísimo papel en otra película de Spielberg, Inteligencia artificial) y Dinah, la hija de Canario Negro (Rachel Skarsten). La serie no ha llegado a España, ni en televisión ni en DVD, y, aunque quizá no sea una de las series más admirables, gustará a los aficionados al noveno arte.
- Para tu papel en Birds of Prey, ¿leíste cómics para averiguar detalles sobre Alfred? ¿Estudiaste la interpretación de Michael Gough en las películas de Batman?
- No leí cómics de Birds of prey, no sabía si existían. Aunque conozco a Michel Gough no le estudié. Quería dar mi propia personalidad a Alfred y mantenerle reconocible para los fans más acérrimos. Espero haberlo conseguido.
- Háblame más de esta serie y de tus compañeras de reparto. ¿Cómo era ese trabajo?
- Qué puedo decir de trabajar con estas preciosas mujeres. Mucha diversión y cantidad de abrazos y besos. Trabajar con Dinah era muy profesional. Con Ashley, muchas risas y bromas. Y Rachel era como una nieta para mí, dulce y muy dispuesta a aprender. Desgraciadamente, nuestro tiempo juntos fue muy breve y el final llegó muy rápido. Me llegó un tiempo aceptarlo porque todos habíamos llegado a Birds of prey con ilusiones de tener un gran futuro. El equipo era maravilloso. Pero hay que seguir adelante.
- Birds of prey sólo duró 13 episodios y no se van a hacer más. ¿Por qué se canceló la serie?
- La audiencia fue la razón. Eso, y el hecho de que Warner Bros no la apoyó. Hollywood se basa sólo en hacer dinero y si los estudios no ven resultados inmediatos sacan el hacha.
- Como en Birds of prey, en Mujeres desesperadas también interpretas a un mayordomo. ¿Qué nos puedes contar de ese papel y de la serie?
- El papel en Mujeres desesperadas es más un viejo tío que un mayordomo. Cuando me pidieron hacer el papel me dijeron que sería un mayordomo, pero no quería hacer más ese papel, así que cambiaron algo su imagen. Lo he hecho ya suficientes veces en mis 50 años de carrera. Alfred era diferente. Dado que es un icono era interesante añadir mi interpretación a una lista que incluye a Michael Caine, que lo hizo en la última película de Batman.
Aunque no le gusta hablar de un papel favorito entre todos los que ha interpretado, se le nota que habla con cariño de una película que hizo hace dos años, Un toque de seducción, que se estrenó en España en 2006 (con Robert Carlyle y Marisa Tomei en los papeles principales), porque bailó “con la deliciosa Sonia Braga” y el de la serie Seinfeld. “Era el trabajo perfecto. Ensayos de un par de días y rodaje otro día, un guión excelente y un gran director, Andy Ackerman, el genio de Larry David vigilándolo todo y, por supuesto, Jerry, Julia (Louis-Dreyfus), Jason (Alexander) y Michael (Richards, los cuatro actores protagonistas). Jerry es uno de los actores más generosos, y eso vale también para Julia. Los ensayos y los platós son tan relajados y cómodos que les habría pagado por trabajar. ¡Es broma!”, afirma.
La vida de Ian Abercrombie está plagada de viajes y aventuras. “Como Holanda fue el primer país extranjero que visité en mi vida, tengo que decir que todavía tengo cariño por todo lo holandés. Italia, en especial la Toscana, tienen un lugar importante en mi corazón. Durante doce años pasé mis vacaciones en la Toscana, alquilando un lugar en verano. Desgraciadamente, no he viajado mucho en el último par de años”, asegura.
- ¿Has estado alguna vez en España?
- He estado en España varias veces. Mi primer viaje, hace algunos años, me llevó a Madrid, Toledo y una semana maravillosa a Barcelona. Me cautivó y espero regresar. En 2002 me enviaron a la Costa del Sol a rodar una serie que se llamaba Chromiumblue.com. Teníamos grandes exteriores en Marbella, Ronda y a lo largo de la costa. La comida era fabulosa y todavía mantengo el contacto con algunos de los miembros del equipo español. Estoy seguro de que volveré.
Entrevista realizada mediante cuestionario respondido por e-mail el 7 de enero de 2007. Mi más sincero agradecimiento por la gestión de la entrevista y las fotografías a Landy, webmaster de la página http://www.ashleyscotthaven.com.

Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home