martes, enero 23, 2007

ALAN DAVIS: “No leo cómics. Muchos de los cómics modernos son inaccesibles por la continuidad”

Corría el año 1987 cuando leí por primera vez un cómic de Alan Davis. Entonces no era para mí más que una historia entretenida con un dibujo fabuloso. Hoy es una pieza de arte. Era el número 569 de Detective Comics, que en España se publicó en los primeros números del segundo volumen de la colección de Batman de Ediciones Zinco, una historia en la que el Joker le lava el cerebro a Catwoman y vuelve a la felina en contra de Batman y Robin. 20 años después de leer aquel número, sé que Alan Davis es un genio de la industria del cómic, un dibujante genial y un guionista muy apreciable.
Alan Davis, nacido en 1956, lleva ya cerca de tres décadas en el negocio del cómic. Comenzó trabajando en el Reino Unido, con personajes como Juez Dredd o Capitán Britania. Allí coincidió con otro genio, Alan Moore (autor de V de Vendetta o Watchmen), del que no guarda muy buen recuerdo. “Las cosas fueron mal y seguí adelante”, se limita a decir sobre él.
- ¿Qué diferencias hay entre tu trabajo en el Reino Unido y en Estados Unidos? ¿Tenías mayor libertad en tus primeros años o ahora que eres una estrella en este mundo?
- No se puede hacer una comparación porque la industria era muy diferente cuando empecé a trabajar en los cómics. En aquellos días, la narración de la historia lo era todo y el arte ilustrativo no era valorado.
Dio el salto a Estados Unidos para trabajar en Batman y los Outsiders, de DC Comics. En esta editorial tuvo problemas a la hora de realizar Batman: Año Dos, y dejó este arco argumental a la mitad. “No tengo paciencia con la gente en la que no se puede confiar. Siempre intento actuar como un profesional y si otros no lo hacen, simplemente sigo adelante. No pierdo mi tiempo con políticas y tonterías pasivo-agresivas. Estoy mejor escribiendo y dibujando cómics”, dice sobre aquellos problemas.
- Años después hiciste Círculo Mortal (una especie de secuela de Año Dos con los mismos personajes). ¿Fue una forma de completar tu visión de la historia?
- Me encanta Mike Barr (guionista tanto de Año Dos como de Círculo Mortal). Me pidió que dibujara Círculo Mortal y acepté. Desgraciadamente, la misma incompetencia que acabó con mi presencia en Año Dos interfirió de nuevo y lo pagó el libro.


Pasó después a Marvel Comics, la gran competidora de DC, donde comenzó dibujando Excalibur, y acabó trabajando en las series más emblemáticas: X-Men, Los Vengadores, Los 4 Fantásticos...
- Excalibur te valió un Premio Eisner. ¿Echas de menos esos personajes?
- En algunos aspectos sí, pero cualquier creador te dirá que los personajes que tienen éxito son tan importantes, o quizás menos importantes, que los otros con los que has trabajado. Los trabajos que la audiencia juzga como punteros son sólo una parte del tapiz de toda una carrera.
- ¿Prefieres el tono más cómico de Excalibur o el más dramático de series como X-Men o Batman?
- Ambos. Pero no veo porqué cualquier serie ha de tener estrictamente sólo un tono.
Y una sorpresa. Alan Davis no es hoy lector de cómics. “Cuando tengo tiempo para leer lo empleo en novelas. Encuentro inaccesibles muchos cómics modernos porque me he perdido en la continuidad. Y las historias están tan extendidas a lo largo de tantos números que pierdo interés”, confiesa. La continuidad, ese peligro al que todo lector de cómics se enfrenta cuando se pierde un número de una colección, es una de las cosas que más parece molestar a Alan Davis, que no duda en decir que trabaja mucho mejor en historias que no tienen en cuenta esa continuidad, como El Clavo (para DC, sobre un universo que no ha conocido a Superman) o Fantastic Four. The End (para Marvel, miniserie que se está publicando en Estados Unidos y, por tanto, inédita todavía en España, sobre el fin de los 4 Fantásticos). “La continuidad es una auténtica molestia. Pero me gustan muchos de los diseños clásicos de los personajes. Creo que los intentos de modernizar los personajes suelen derivar en creaciones patosas o innecesariamente desordenadas. Prefiero la simplicidad y la elegancia”, afirma.


- Me encanta tu estilo narrativo, la forma en la que explicas la historia con el dibujo. Me imagino que no es tan sencillo como suena... ¿Cómo lo consigues?
- Podría intentar darte una respuesta, pero, habiendo pensando mucho sobre esto a lo largo de los años, lo cierto es que no tengo ni idea de qué pasa por mi mente cuando estoy trabajando. Intento sumergirme en la historia y dejo que el arte suceda, es decir, nunca pongo el arte por encima de la historia. Un montón de decisiones son instintivas, las cosas las sientes correctas o no.
- Ahora eres dibujante y guionista. ¿Hay otros artistas con los que te gustaría trabajar?
- No me he parado a pensarlo. Siempre me concentro en el trabajo que tengo entre manos aunque consideraría trabajar con otros creadores si de ello dependiera el proyecto y el personaje. Incluso cuando estoy colaborando con otro creador paso el 90 por ciento de mi tiempo de trabajo solo, así que la historia y el personaje son los elementos más cruciales de cualquier trabajo.
- Supongo que, como otros artistas, tendrás influencias. ¿Quiénes te gustaban cuando eras sólo un lector?
- Neal Adams, Frank Bellamy, Gil Kane, Steve Ditko, Nestor Redondo, Jesus Blasco, Jim Aparo, Wally Wood, John M Burns, John Buscema... Sólo por citar a unos cuantos.
- ¿Cómo es el proceso normal de Alan Davis a la hora de dibujar una página?
- No tengo un acercamiento consistente. Generalmente juzgo las páginas teniendo en cuenta si el diálogo o el arte lleva el peso de la historia, si el texto llenará mucho espacio y reducirá el impacto del arte, al igual que el número de viñetas. Pero aparte de eso, me concentro en la caracterización y en la narración de la historia.

- ¿Qué consejo darías a un dibujante amateur?
- No te creas la promoción y la mitología sobre el dibujo y la narración de historias. Cualquiera que trabaje duro puede hacer un buen trabajo. Lleva su tiempo, pero, si lo adoras, el trabajo es su propia recompensa.
- ¿Con qué disfrutas más, dibujando personajes masculinos o femeninos?
- Ninguno de los dos. El objetivo con ambos sexos es hacer que los personajes sean creíbles al tiempo que incorporas los clásicos estereotipos de los héroes y la imagen más actual de un cuerpo bonito.
- ¿Prefieres Marvel o DC?
- Marvel y DC son ambos negocios, así que trato de ignorar a las entidades comerciales sin rostro y trabajar con un editor.
- ¿Cuál es tu personaje favorito y con cuál te gustaría trabajar en el futuro?
- He sido lo suficientemente afortunado como para dibujar o escribir a la mayoría de los personajes que adoraba de niño, así que no tengo ninguna añoranza seria.
Davis asegura que no tiene planes inmediatos para volver a series como Batman o Los 4 Fantásticos, a pesar del buen sabor de boca que ha dejado en los aficionados de personajes tan dispares como éstos. Su futuro pasa por una nueva miniserie de ClanDestine, que está previsto que se publique a lo largo de 2007. ClanDestine, publicada por Marvel por primera vez en 1994 y creada por el propio Alan Davis, narra las historias de una familia de mutantes nacidos a lo largo de 800 años, desde la época las cruzadas hasta nuestros días.

Entrevista realizada a través del correo electrónico. Cuestionario contestado el 9 de enero de 2007. Ilustraciones originales cedidas por Alan Davis para su publicación junto a esta entrevista.

Etiquetas: ,

1 Comments:

At 10:48 a. m., Blogger Kaos Baggins said...

buena entrevista a un artista como la copa de un pino

aun asi, en los ultimos tiempos se le ve muy quemado
y lo reafirma con el tema de la continuidad, que es cierto que es molesta, pero tambien tiene sus cosas buenas segun quien las lleve

ahora, en lo que tiene mas razon que un santo es en lo de argumentos que se alargan, ademas de forma innecesaria

una lagrimita por sus excalibur

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home